¡¡¡FUERA PIOJOS!!!

6 may · blog@corrillos · 2 Comments

o

 

La parasitosis más frecuente entre los niños es la pediculosis y está causada por el piojo de la cabeza. A diferencia de los piojos del cuerpo y del pubis, éste, puede ser difícil de ver. Son de color grisáceo y hacen entre dos y cuatro milímetros de longitud, aproximadamente como la cabeza de un alfiler. Pueden llegar a sobrevivir hasta treinta días sobre una persona y las hembras pueden poner entre cien y trescientos huevos, que se conocen como liendres.

 

Los piojos pasan de una cabeza a otra simplemente por el contacto con el pelo, es decir, ni saltan ni vuelan (no tienen alas). Para evitar su difusión es muy importante que, ante la presencia de estos parásitos, enseguida tomemos las medidas desinfectantes adecuadas. Así mismo hay que avisar a la escuela ya que esta se ocupará de alertar al resto de familias para que revisen también las cabezas de sus niños para evitar el contagio.

 

headlice-banner

 

¿Como sabemos si tienen piojos?

 

Desde siempre, uno de los lugares donde es más habitual el contagio por piojos es en las escuelas. Aunque padres y maestros intentamos evitar su difusión, esta suele ser inevitable debido a la convivencia de muchos niños en un mismo espacio. El principal síntoma y más evidente es el picor en el cuero cabelludo. Este es producido por el escozor que produce la saliva del insecto en la herida de la picadura, ya que éste se alimenta de sangre. Piojos y liendres tienden a concentrarse en la zona de la nuca y detrás de las orejas. También los podemos encontrar en la coronilla de la cabeza porque es donde encuentran la temperatura ideal para vivir (35º/36º). Estos pequeños insectos no transmiten enfermedades ni son un peligro para la salud pública pero, el hecho de rascarse la cabeza, puede producir lesiones e infecciones bacterianas.

 

Muchas veces todavía hay gente que, seguramente por vergüenza, prefiere no decir que su hijo o hija tiene piojos. Pero, actualmente es sabido, al contrario de lo que muchos piensan, que el hecho de tener piojos no indica una falta de higiene personal. Estos insectos pueden afectar por igual a todo tipo de pelo y todas las edades, aunque sí es cierto que hay personas que son más propensas a sufrir infección.

 

¿Qué tratamiento debemos seguir?

 

El tratamiento antiparasitario sólo se efectuará cuando hay infección, no la debemos aplicar como preventivo porque favorecería la aparición de resistencias a estos productos. En las farmacias encontramos muchos preparados en forma de champús, lociones, sprays o cremas. Lo más importante es seguir al pie de la letra las instrucciones de los prospectos y vigilar que no queden liendres vivas. Piense que estos productos matan el piojo pero pueden quedar huevos vivos que eclosionarán si no los eliminamos.

 

Si prefiere utilizar productos más naturales puede utilizar, por ejemplo, el vinagre. Se remoja bien todo el cabello y sobretodo el cuero cabelludo y  se tapa con un gorro de ducha o con plástico de cocina durante una hora. También hay quien dice que se puede seguir el mismo procedimiento usando mayonesa o el suavizante de uso cotidiano. Con estos productos lo que se consigue es ahogar a los piojos y las liendres. Por supuesto, después igualmente es recomendable utilizar el peine espeso para asegurarnos de que no queden parásitos ni huevos.

Para acabar con las liendres, que se adhieren fuertemente a la base del cabello y son de color blanco, lo más efectivo es pasar cuidadosamente un peine bien espeso. Lo puede encontrar en las farmacias y muchas veces el mismo tratamiento antiparasitario ya lo incluye. Se trata de ir pasando el peine y vigilar que no haya ninguna liendre. Muchas veces estas están vacías pero en algunos casos pueden aún estar incubando la larva, que nace al cabo de una semana o diez días. Para que el peine se deslice mejor puede impregnar el cabello con aceite de oliva. Éste, además, ayuda a deshacer la cola natural que produce la liendre para adherirse al cabello.

 

Aqui os dejamos algunos productos que os pueden facilitar el tratamiento:

 

site1

 

Champú y loción a base de Permetrina, con insecticida

 

note2note1

 

Champú y loción a base de silicona, sin insecticida

 

¿Cómo podemos prevenir el contagio?

 

Como medida preventiva se recomienda algunos remedios caseros que probablemente muchos de vosotros ya conocéis. Uno de ellos sería enjuagar el cabello con una mezcla de agua y vinagre. El olor puede resultar molesto pero, como contrapartida, os aseguramos que la cabellera queda mucho más brillante y suave.

 

Igualmente, ante el aviso de la existencia de piojos, es recomendable que, además de revisar cabezas, poner unas gotitas de aceite esencial de árbol de té detrás de las orejas y en la nuca de los niños. Es un repelente para los piojos pero no hay que abusar ya que los aceites esenciales, aunque naturales, son muy concentrados y deben usarse con moderación y más en niños pequeños.
El aceite de coco también dicen que resulta muy eficaz. Deberíamos hacer una mezcla con una cucharada de este aceite con unas gotitas de aceite esencial de eucalipto y el mencionado aceite de árbol de té. Lo aplicaríamos también como preventivo en las épocas de infecciones en la escuela.

 

En caso de infección, hay que extremar las medidas higiénicas en casa: lavar toda la ropa que haya llevado la persona infectada, las sábanas y las toallas, con la temperatura más elevada se pueda. Además, conviene lavar cepillos y peines y evitar que se intercambien gorras, pinzas de pelo, bufandas, etc.

 

Os proponemos una serie de productos que hemos encontrado y que nos pueden ayudar a prevenir el contagio:

 

                preventius2                                   preventius

Productos preventivos a base de aceite de árbol de té: champús, sprays, gominas, aceite esencial, etc…

 

Las últimas novedades en el mercado

 

La industria antipiojos últimamente está creciendo con fuerza ya que actualmente nos encontramos que hay piojos todo el año, no sólo en verano y principio de curso como venía siendo habitual. Por este motivo, en muchas ciudades podemos encontrar algunas empresas que se han especializado en la extinción de estos parásitos de la cabeza humana. Algunas de ellas no usan ningún tipo de producto químico y utilizan una especie de aspirador que quita los piojos y remueve las liendres, resultando más fáciles de extraer luego con un peine espeso.

 

En el mercado también podemos encontrar algún nuevo invento como: el peine liendrera eléctrico que, al pasar por encima de un piojo, le descarga una corriente eléctrica que lo deja muerto al instante. La única pega que encontramos es que sólo mata a los piojos pero no a sus huevos.

 

                                                                                      coletas             500_154486_3

1) Coletas repelentes que se pueden encontrar actualmente en la tienda de Mathiss (C/Vía Púnica)

 

2) El peine liendrera eléctrico que nosotras hemos encontrado en la farmacia de Es Viver (Juan Jose Ribas Cardona)

 

En conclusión …

 

Como es natural, cuando descubrimos los piojos en las cabezas de nuestros hijos se nos cae el cielo encima y empezamos una frenética operación antipiojos. Si este es su caso, le recomendamos que respire hondo y piense que esta infección es muy habitual y que no se ha de alarmar. Implica, eso sí, una inversión de tiempo para erradicar el parásito del todo, pero la cosa no va más allá y, por si os sirve de consuelo, pensad que esto ocurre  incluso, en las mejores familias.


Category: Blog, Salud

2 COMMENTS

Responder a Ana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

¡Quiero suscribirme!